*Trasladan una cuerda de 57 reos, 17 del Cereso y 40 de la cárcel de Cancún, quienes terminarán de purgar sus condenas en los Ceferesos de Tamaulipas, Veracruz y las Islas Marías

*Entre los presos están Alejandro Chacón Mantilla y José del Carmen Pérez Izquierdo, así como los últimos seis detenidos por delincuencia organizada en la Zona Norte

*Ricardo Tejada de Luna, subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la SESP, anuncia que por instrucciones del jefe del Ejecutivo continuarán las gestiones hasta limpiar las cárceles de Quintana Roo

 

CANCÚN, Quintana Roo, 7 de mayo.— Con el objetivo de garantizar mejores condiciones para la reinserción social y mejorar las condiciones de seguridad en las cárceles de Cancún y Chetumal, este día fueron trasladados a prisiones de alta seguridad de distintos puntos del país 57 internos de alta peligrosidad que purgaban delitos del orden federal en esas instalaciones, manifestó el  gobernador Roberto Borge Angulo.

El jefe del Ejecutivo dijo que no le temblará la mano para limpiar las cárceles de Quintana Roo y subrayó que, con la ayuda y coordinación de las autoridades federales, continuará el traslado de delincuentes de alta peligrosidad a prisiones de alta seguridad.

De acuerdo con el jefe del Ejecutivo, el traslado fue programado desde el pasado mes de marzo. “Los 57 reos fueron enviados a los Centros Federales de Readaptación Social (Cefereso) de Tamaulipas, Veracruz y a las Islas Marías, donde continuarán purgando sus condenas”, afirmó.

—Entre los presos trasladados están Alejandro Chacón Mantilla y José del Carmen Pérez Izquierdo, así como los últimos seis detenidos por delincuencia organizada en la Zona Norte —afirmó el Gobernador—. Son 17 reos que purgaban sentencia en Chetumal y 40 en Cancún, todos del orden federal.

—Con este nuevo traslado las autoridades penitenciarias tendrán mayor control del Cereso de la capital del Estado y la cárcel de Cancún —subrayó—. Agradezco a las autoridades federales su atención a la solicitud planteada en junio de 2011, lo que demuestra el trabajo coordinado y apoyo entre los distintos órdenes de gobierno en materia de seguridad.

El traslado, dijo, no sólo reduce la sobrepoblación en la cárcel, sino que además limpia de internos de alta peligrosidad los penales, sobre todo, el de Cancún, que no debería albergar a sentenciados por delitos del orden federal y ni a los de alta peligrosidad.

Por su parte, Ricardo Tejada de Luna, subsecretario de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de la SESP, confirmó que, bajo estrictas medidas de seguridad, elementos de la Policía Federal Preventiva (PFP) y Secretaría de Seguridad Pública supervisaron el traslado de los 17 reos del Cereso de Chetumal y 40 de la cárcel de Cancún hacia el aeropuerto internacional de esta ciudad. Para mayor seguridad fue necesario utilizar el vehículo conocido como “Rino”.

A las 7 a.m. empezó el traslado de los reos, quienes finalmente abordaron un avión 727 de la Policía Federal Preventiva (PFP) a las 14:15 horas, rumbo a diversos penales de alta seguridad, donde terminarán de purgar sus condenas.

Por último, informó que por instrucciones del gobernador Roberto Borge Angulo continuarán las gestiones para continuar el traslado de reos del orden federal a cárceles de máxima seguridad para limpiar también las cárceles de Quintana Roo.