No pudieron. Pioneros de Quintana Roo peleó e insistió pero la falta de profundidad paso factura y al final no pudieron contra los Toros de Nuevo Laredo en lo que fue la jornada 33 de la Liga Nacional de Baloncesto Profesional, LNBP.

El partido termino 78 a 86 y aunque toda la primera mitad se mantuvo parejo el encuentro, en el tercer periodo los Toros montaron una ventaja de 8 puntos que al final fue decisiva en el marcador

El conjunto dirigido por Pep Claros hizo su parte al mantenerse en el partido por muchos lapsos del juego. De la mano de Mike Williams y Akeem Scott, lucharon hasta el final pero el esfuerzo fue inútil.

Lo más resaltable fue la actuación del base armador jamaicano, quien a pesar de estar lesionado dio un juego por nota

Corrió, peleó, tapo, robó e hizo puntos. Akeem Scott se ha ganado a la afición quintanarroense con base a ese esfuerzo extra y a la entrega, por lo cual ya es uno de los consentidos del público

 

La clave del juego

El tercer cuarto fue la diferencia para el equipo local ya que siempre es un cuarto de importancia en el juego de los locales, pioneros cayó en errores de desconcentración y le dieron facilidades a los astados quienes las aprovecharon para irse diez puntos arriba en el marcador , diferencia que ya no pudieron quitarse de encima los locales.

Ese lapso fue decisivo, ya que en todo momento los Pioneros no pudieron encontrar ritmo a la ofensiva, pues fallaron cuatro posesiones consecutivas que se vieron reflejadas en el marcador final

El punto negro del partido fue el arbitraje. Durante todo el partido la terna arbitral tuvo reclamos de parte de los dos equipos, ambos entrenadores reclamaron muchas de las decisiones de los árbitros quienes tomaron decisiones dudosas más que nada para el equipo local.

Para este sábado Pioneros recibe la visita de la Fuerza Regia de Monterrey, en lo que será el último partido del conjunto quintanarroense como local en este 2012