EN APARENTE SUICIDIO, HALLAN MUERTO EN LA CÁRCEL DE CANCÚN A EX CUÑADO “INCÓMODO” DE JUAN VERGARA

De origen cubano, Luis Manuel Álvarez Adán amaneció hoy colgado de una soga en su celda de la cárcel municipal de Cancún, donde se encontraba recluido desde el 2014 acusado de extorsión y luego de que, a su vez, él denunciara -sin éxito- por el mismo delito a mandos policiacos de Tulum, donde tenía algunos negocios.
El caso del empresario antillano cobró relevancia aquel año cuando a través de varios vídeos subidos a YouTube denunció no sólo la presunta extorsión de la que estaba siendo objeto por policías de Tulum, sino que también señaló complicidad entre autoridades para que su caso no caminara y aseguró estar siendo amenazado, al grado de ponderar abandonar México junto con su familia.

Sin embargo, Álvarez Adán era más que un empresario extranjero buscando invertir sus ahorros en Quintana Roo, pues a su encarcelamiento hace cuatro años por extorsión le antecedía un abanico de denuncias penales por diferentes delitos, lo que permite establecer que su presencia en la entidad no era del todo honesta.

Y más allá todavía, destaca el hecho de que el cubano estuvo casado con Norma Vergara Fernández, hermana del ex poderoso secretario de Finanzas del estado, Juan Melquíades Vergara Fernández, a quien ubican como el que lo acusó por una supuesta extorsión de 300 mil pesos y lo mandó a prisión, desde donde entabló una defensa mediática señalando injusticias en su contra.

La historia de este conflicto incómodamente familiar data de un año antes, cuando en noviembre del 2013 Luis Manuel Álvarez Adán denunció a Norma y a Juan Melquíades Vergara Fernández por fraude y amenazas. Según el cubano, los hermanos Vergara le habían cobrado una fuerte cantidad de dinero para tramitar su estancia legal en México, luego de que éste había estado casado con la consaguínea del millonario empresario poblano que fungiera como titular de Sefiplan al inicio de la actual administración.

La denuncia del cubano no prosperó y después Juan Vergara se la revirtió e interpuso una contra él acusándolo de extorsión, siendo detenido por agentes de la entonces Subprocuraduría General de Justicia e ingresado a la cárcel municipal de Cancún.

Desde su encierro, Álvarez Adán comenzó a revelar supuestas operaciones de corrupción del gobierno de Roberto Borge, de las cuales -según reveló- había sido testigo pues trabajó como guardaespaldas de varios funcionarios estatales en la administración borgista. Una de ellas, dijo, una organizada red de tráfico de cubanos hacia México que operaba desde el interior del Gobierno.

Suspendido de una soga al cuello atada a los barrotes de su celda, vestido con una playera sin mangas, bermudas y las sandalias calzadas, Luis Manuel Álvarez Adán fue encontrado esta mañana sin vida al interior de la cárcel municipal de Cancún, a donde lo envió en el 2014 su ex poderoso cuñado Juan Vergara. La versión oficial apunta a un suicidio.

Estaba preso relacionado con la averiguación previa 1373/2013 por el delito de extorsión por 300 mil pesos y contaba, desde antes, con antecedentes penales radicados en los siguientes expedientes:

  • Averiguación Previa 0792/2012 del 12 de enero 2012, por privación ilegal de la libertad y amenazas.
  • Averiguación Previa 0265/2012 del 28 de mayo de 2012,por delitos de amenazas y lesiones.
  • Averiguación Previa 0410/2013 del 26 de enero de 2013, por amenazas.
  • Averiguación Previa 4634/2013 del 8 de septiembre de 2013, por amenazas y daños.

El ex cuñado “incómodo” del hombre que manejó los dineros de Quintana Roo, quiso ser diputado federal y fue bajado por una acción penal conjunta entre la PGR y el SAT por presunto lavado de dinero, no era, por lo que se ve, un ejemplo de rectitud y honestidad.

Al parecer, es ese un mal de familia.

#JCDigital #PeriodistasDeCancun #G8