Se luce “La Sabrosa” Fernández con dinero del pueblo

Este día, lucharán a dos de tres caídas sin límite de tiempo, en esta esquina se encuentra “La Sabrosa” Fernández, en esta otra, “La Publicidad” Política que tiene decenas de tentáculos. La justa se lleva a cabo en la arena Puerto Morelos.
En el primer encuentro, La Sabrosa Fernández aplica la técnica de no dar convenios publicitarios a nadie, solo a sus amigos y recomendados, a otros solo les ofreció vales de gasolina cuando visiten el municipio. El respetable público abuchea esta decisión.

Ya para el segundo encuentro, la cofradía de “La Publicidad” Política se une para empezar a tirar golpes contra la experimentada luchadora, quien debido a la seguidilla no aguantó más y tuvo que abrir la chequera, y empezar a disparar cañonazos y cañonacitos.

El primero en ser beneficiado es el medio impreso con mayor número de páginas en la entidad, al cual nos informan nuestras fuentes, le asignan una dieta mensual de medio kilo, que traducido en dinero son 500 mil pesos, que salen de las arcas de la arena de Puerto Morelos, que operan tanto en facturación por publicidad como por “debajo del agua”, operados desde la oficina de Comunicación Social.

Pero como piensa en la reelección, se anota en otros medios impresos de más reciente creación, a este le dan 50 mil, a otro que afirma tener la certeza de lo que sucede, le pasan la misma cantidad y al periódico que afirma haber nacido hace más de 40 años le dan 250 mil, todas son cantidades mensuales; pero no solo le interesan los impresos, sino que “La Publicidad” le mete la mano a radio, a la televisión para los que se asignó un presupuesto de 500 mil pesos al mes, distribuidos hasta en los pequeñísimos programas de redes sociales, pero tienen la fortuna de pertenecer a la cofradía de La Sabrosa Fernández.

Para el tercer round, se desata una seguidilla contra la titular de la arena de Puerto Morelos, desde, sin que pueda meter las manos, trata de utilizar a su porra, pero ésta está encabezada por un borracho que le gusta estar en Cuba cada tres meses; a La Sabrosa Fernández le aplican la llave argentina, la mexicana, la poblana y hasta la yucateca, sin que pueda meter las manos.

El público enloquece porque hay algunos que apoyan a “La Sabrosa”, cuando otros quieren que se vaya lo más pronto posible, pues las condiciones de inseguridad y de abandono en el que están los ciudadanos, es tal que ya solicitan la ayuda del dueño de la arena Quintana Roo, el jefe supremo de la política en el estado, pues ya no aguantan más lucimiento por parte de Laura “La Sabrosa” Fernández en los medios que considera de mayor circulación en la entidad, cuando lo bueno está aquí, abajo, en el pueblo que maneja las redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.